Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Chatarra no ferrosa

Cobre

El cobre (del latín cuprum, y este del griego kypros, Chipre),​ cuyo símbolo es Cu, es el elemento químico de número atómico 29. Se trata de un metal de transición de color cobrizo, es decir, rojizo anaranjado de brillo metálico que, junto con la plata y el oro, forma parte de la llamada familia del cobre, se caracteriza por ser uno de los mejores conductores de electricidad. Gracias a su alta conductividad eléctrica, ductilidad y maleabilidad, se ha convertido en el material más utilizado para fabricar cables eléctricos y otros elementos eléctricos y componentes electrónicos. Después de la plata, el cobre tiene la mejor capacidad de conducción eléctrica de todos los elementos. También es un conductor térmico muy bueno y se presta muy bien a las aleaciones con otros metales como el plomo, el estaño y el zinc para producir artículos de fundición, entre otros, productos para la transmisión de agua como por ejemplo válvulas. Algunos de los usos más comunes del cobre reciclado son: • Electricidad: Cables, circuitos, interruptores y electroimanes. • Tuberías: Piezas de fontanería y piezas para sistemas de refrigeración, aire acondicionado y suministro de agua. • Tejados y aislantes. • Menaje del hogar: baterías de cocina, pomos de puertas y cuchillos. Beneficios Medioambientales del reciclaje del cobre: • El valor del reciclaje del cobre es tan alto que la chatarra de mayor calidad mantiene al menos un 95% del valor del metal primario obtenido a partir de mineral extraído de la mina por primera vez. • El cobre reciclado ahorra un 85% de la energía utilizada en la producción primaria. • Para extraer cobre del mineral, la energía necesaria es aproximadamente de 27,8 MWh/tonelada. El reciclaje del cobre utiliza mucha menos energía, unos 2,9 MWh/tonelada. • Mediante la utilización de chatarra del cobre, se reducen las emisiones de dióxido de carbono en un 65%.

Plomo

El plomo es un metal pesado de densidad relativa o gravedad específica 11,4 a 16 °C, de color plomo (gris oscuro), que se empaña para adquirir un color gris mate. Es flexible, inelástico y se funde con facilidad. Su fusión se produce a 327,4 °C y hierve a 1725 °C. Los compuestos de plomo más utilizados en la industria son los óxidos de plomo, el tetraetilo de plomo y los silicatos de plomo. El plomo forma aleaciones con muchos metales, y, en general, se emplea en esta forma en la mayor parte de sus aplicaciones. Es un metal pesado y tóxico, y la intoxicación por plomo se denomina como saturnismo o plumbosis. La mayor parte del plomo reciclado se utiliza en pilas, pero este metal también tiene otros muchos usos: • Baterías de automóviles: El plomo se utiliza muchísimo en las placas que funcionan como electrodos. • Esmaltado: Aunque en la actualidad es un uso menos común, también se emplea en el esmaltado de cerámica y vidrio. • Protección frente a la radiación: El plomo ofrece protección frente a los rayos-X. Beneficios medioambientales del reciclaje de plomo: • El 50% del plomo producido y utilizado cada año en todo el mundo se ha utilizado previamente en forma de otros productos. • En la actualidad, aproximadamente el 80% del plomo se utiliza en baterías de plomo, cuya totalidad es recuperable y reciclable. Muchos países pueden jactarse de reciclar el 100% de este material y la mayoría tiene capacidad para alcanzar el mismo resultado. • La utilización de plomo reciclado en lugar de mineral de plomo reduce las emisiones de dióxido de carbono en un 99%.