Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

NOTICIAS

Imagen

“Industria del reciclaje: Presente y futuro”

Fecha de publicación
Descripción
“Industria del reciclaje: Presente y futuro”.

No se puede hablar de la industria del reciclaje en Cuba, sin hacer referencia a sus orígenes. En 1961, a solo 2 años y pocos meses del triunfo de la Revolución, el Guerrillero Heroico Ernesto Guevara, siendo Ministro de Industrias, abriga la visionaria idea de crear una organización capaz de sustituir importaciones, en medio de una tensa situación económica, designándola: recuperadora de valores.

Hoy, ante la compleja realidad que vive el mundo, acentuada en Cuba con los efectos del bloqueo económico y comercial impuesto por los Estados Unidos, y a consecuencia de la crisis generada por la COVID19, este objetivo de sustituir importaciones y aportar ingresos por exportaciones, está muy presente en el actuar diario de los más de 6 mil trabajadores de esta rama industrial.

En medio de este difícil escenario, el país ha resistido, y se nos ha llamado por su máxima dirección a trabajar unidos en la implantación de nuevas políticas, estrategias, medidas y acciones que aporten al desarrollo de la nación.

Al cierre del primer trimestre del actual año, a pesar del decrecimiento en la circulación de productos y por consecuencia, en la generación de desechos reciclables, se recuperan 46 mil 114 toneladas, de ellas 35 mil de chatarras metálicas y 11 mil toneladas de desechos no metálicos, los que aseguran el suministro a sectores estratégicos de la economía como:
- Chatarra ferrosa para la producción de acero y sus derivados para la construcción.
- Chatarra de cobre utilizada en la fabricación de cables para el programa electroenergético.
- Desechos de papel y cartón para producciones varias, entre las que destacan bandejas para huevos del programa alimentario.
- Envases de vidrio para la producción de alimentos y medicamentos.
- Envases textiles para el programa alimentario.

La diferencia de precios entre el mercado internacional y el costo del reciclaje nacional de estos materiales reciclados, aportan al país en el primer trimestre del año alrededor de 30 millones en divisas.

Como resultado de las nuevas medidas aplicadas para el fortalecimiento del sistema empresarial y el fomento de la innovación y el desarrollo en el Grupo, se comienzan a introducir nuevas prácticas, que solucionan problemas complejos que enfrenta la organización y que estamos convencidos en el corto y mediano plazo, incrementarán los aportes del reciclaje a la economía y contribuirán al fomento de la economía circular, tan necesaria en el país.

- Encadenamiento tanto con generadores de desechos reciclables, recolectores trabajadores por cuenta propia, como con los clientes que los utilizan como materias primas en sus procesos productivos.
- Aplicación de esquema descentralizado de financiamiento en divisas, permitiendo por cada dólar de exportación, las empresas dispongan de una capacidad de liquidez en divisas de 0.80 centavos, que pueden utilizar en la compra de insumos, partes, piezas, agregados y la ejecución de pequeñas inversiones para el desarrollo de la actividad (ejemplo adquisición de 150 triciclos eléctricos para la recuperación).
- Incorporación de productos al reciclaje que anteriormente no se recuperaban o se ejecutaban en muy pequeña escala (botellas de ron y cervezas personalizadas; frascos de medicamentos; envases de plástico; partes, piezas, agregados, equipos, laminados, angulares y otros obtenidos del desmonte de embarcaciones en desuso).
- Fabricación de nuevos productos utilizando como materias primas materiales reciclados (mangueras, tuberías, conexiones, herrajes y tapas de plástico; bloques y losas confeccionados a partir de vidrio y papel reciclado; sogas fabricadas con nylon desechado; grapas; vasos; entre otros).
- Incremento del valor agregado de desechos reciclables con un mejor procesamiento y clasificación al detalle (trituración, etc).

- Fomento de una estrategia para acercar a la población la recuperación de materiales reciclables.
- Introducción del comercio electrónico para lograr ingresos en divisas que permitan financiar producciones dirigidas a la venta en moneda nacional.

Todo ello ha sido posible gracias al fortalecimiento y la potenciación de las actividades de investigación, desarrollo e innovación, con la firma de 23 Convenios con las diferentes universidades de todo el territorio nacional, la organización del Consejo Técnico Asesor, la Firma de un Convenio de Alianza Estratégica para el Desarrollo entre el Grupo de la Electrónica y el GER y la creación del Observatorio Tecnológico del Reciclaje.

El reciclaje en Cuba transversaliza a la sociedad, lo que nos obliga a encadenarnos productivamente con todos los actores de la economía tanto estatales como no estatales, generadores y consumidores; así como para obtener los insumos que requiere esta industria.

Ejemplo de ello: Se trabaja con más de 4 mil recolectores de materias primas por cuenta propia, 8 cooperativas no agropecuarias de reciclaje, se suministra materias primas secundarias a las industrias locales, al Fondo de Bienes Culturales, a la industria estatal nacional para producciones varias dirigidas a sectores estratégicos.

Pese a la situación creada por la COVID19, las empresas de recuperación de materias primas se han mantenido trabajando y han asegurado:

- Chatarra ferrosa a la industria siderúrgica para la producción de acero y sus derivados, dirigidos a programas como la construcción de obras económico-sociales, en especial, la vivienda. En el primer cuatrimestre del actual año se han recuperado 44 mil toneladas, cuyo costo en el mercado internacional ronda los 400 USD por tonelada.

- Chatarras no ferrosas, como aluminio, bronce, plomo, cobre para producciones varias de piezas, cables, equipos, destinados a programas como el alimentario, agroazucarero, electroenergético, entre otros. Para dar una idea del impacto económico de la recuperación de estos productos, en el primer cuatrimestre se reciclan 6 mil toneladas, cuyo precio promedio en el mercado externo supera los 2 mil USD, llegando a casi 7 mil USD en el caso de la chatarra de cobre, por solo mencionar uno de ellos.

- Desechos de papel y cartón para industrias nacionales como la del papel que se utilizan en la producción de papel sanitario, cartoncillo, bandejas para huevos, libretas escolares, y a otros programas como la salud y el turismo. Se alcanzan 5 mil toneladas hasta abril, que aun cuando representan solo el 75% del plan, ahorran en el entorno de los 450 USD por tonelada por su importación.

- 14.5 millones de envases de vidrio se han reciclado durante el primer cuatrimestre destinados a la producción de alimentos (ron, cervezas, malta, vino) y medicamentos, casi 4 millones de estos últimos. El costo promedio de importación de un envase de vidrio es de 22 centavos USD.

-Mil toneladas de desechos plásticos destinados al programa de la vivienda para diferentes producciones de tuberías, herrajes, conexiones, etc. La tonelada de plástico virgen granulado en el mercado actualmente ronda los 5 mil dólares.

-4.3 millones de envases textiles fundamentalmente para el programa alimentario, con un costo de importación de 0.33 USD por unidad.

Con los principales proveedores nacionales de insumos se transfieren fondos en divisas para la adquisición de partes, piezas, gases, reparación de equipos, entre otros.

En los últimos meses hemos incorporado desechos, que por diferentes razones, anteriormente no se reciclaban.

Ejemplo de ello son las botellas de ron personalizadas, botellas de cerveza importadas, frascos de medicamentos, envases plásticos, laminados, planchas metálicas, tuberías, válvulas, cables eléctricos, cables de acero, estos últimos obtenidos a partir del cambio de concepción de desguace por desmonte de embarcaciones.

Utilizando los propios desechos reciclables recuperados, la organización ha comenzado a fabricar nuevas producciones, entre las que destacan:

Para el Programa de la Vivienda:
- Mangueras y Tuberías Plásticas: 190 mil metros.
- Conexiones: 2 mil 300 unidades.
- Bolsas Plásticas: 38 mil 200 unidades.

Destino a la Agricultura:
- Soga: 12 mil metros.
- Grapas: 314 kg.

Para la Minindustria y Empresa de Conservas:
- Tapas Plásticas: 41 mil unidades.

Para la Empresa del Tabaco:
- Cajas para tabacos: 44 unidades

Con destino a los Círculos Infantiles: 150 unidades de: Multimuebles de Madera, Cestos de madera con tapa, Banquetas de madera, Rejas de Seguridad.

2 mil 200 Productos de alta demanda popular con destino al Sistema de Comercio en los territorios para su venta a la población: Cubos, palanganas, platos.

Todas estas nuevas producciones al cierre de Abril han reportado un ingreso de 9 millones 540 mil pesos, que se traducen en mayor eficiencia para las empresas, incremento de las utilidades y de los ingresos de nuestros trabajadores. Con ello, además de resolver problemas cotidianos a la población, se obtienen mayores ingresos que permiten mantener los precios de compra a los suministradores de materiales reciclables.

Al obtener las empresas el 80% de la liquidez en divisas, se asegura el aprovisionamiento de insumos requeridos para la vitalidad de la industria, la ejecución de pequeñas inversiones, que han posibilitado el incremento de la recuperación, el aumento del coeficiente de disponibilidad técnica de los equipos tanto de transporte como tecnológicos e introducir nuevos procesos (trituración, lavado, prensado), para obtener materias primas de mayor calidad y valor agregado.

Para impulsar el desarrollo de la industria del reciclaje en Cuba, y avanzar en la solución de este problema, se ha diseñado una estrategia de desarrollo por etapas hasta el año 2030, que responde al Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social, a las medidas adoptadas para la recuperación económica de la crisis provocada por la COVID y a la consolidación de la implantación de las Políticas de Desarrollo Industrial, de Reciclaje y los Lineamientos aprobados en el Congreso del PCC.

Responde dicha estrategia a 3 principios fundamentales:

- Aprovechar las capacidades instaladas, los recursos disponibles y el saber hacer de los recicladores.
- Reconversión tecnológica gradual, en las primeras etapas introducción de equipamiento menos costoso y complejo, aprovechando en primera instancia, las potencialidades de la propia industria nacional, ejecutar pequeñas inversiones que aseguren agregar valor, fundamentalmente a los productos destinados a la exportación, para con las mismas cantidades de desechos, obtener mayores ingresos.
- Estimular la inversión extranjera para ejecutar inversiones más complejas y costosas, a largo plazo.

La planificación propuesta para el desarrollo industrial a corto, mediano y largo plazo y concebida para la organización hasta el 2030 se centra en 3 líneas fundamentales:

- Maximizar la recuperación de materiales reciclables.
- Incrementar la clasificación, el procesamiento y el valor agregado de los desechos reciclables.
- Incorporar desechos que no se reciclan o con bajos niveles de procesamiento (baterías de todo tipo, envases de Tetra Pak, escombros, madera, desechos orgánicos, entre otros).

La estrategia no incluye solamente nuevos negocios e inversiones, se trata de una reconversión de la tecnología que incluye cambios en los modos tradicionales de hacer en esta industria.

Ejemplo de ello es la recientemente implementada Estrategia para acercar a la población la recuperación de materiales reciclables, utilizando 6 vías fundamentales:

- Puntos Fijos de Reciclaje en la comunidad, antes contábamos con 312, actualmente 716, el 50% de ellas con el apoyo de los recolectores de desechos reciclables por cuenta propia, que han habilitado una parte de sus propias viviendas para comprar a la población estos materiales.
- Puntos Móviles de Reciclaje, con los cuales se llega a las comunidades donde no existen los puntos fijos, ejecutándose más de mil en todo el país mensualmente.
- Recogida puerta a puerta por los recolectores de materias primas por cuenta propia.
- Festivales de reciclaje a través de los CDR y la FMC, no masivos, bien organizados, ejecutando alrededor de 120 mensuales, a través de los cuales se recogen en el entorno de 80 toneladas.
- Recuperación a través de la Organización de Pioneros, la FEEM, la FEU con el apoyo de la UJC, como labor educativa que contribuya la formación de una cultura de reciclaje en las nuevas generaciones.
- Clasificación y recuperación de desechos y materiales reciclables por las entidades de Servicios Comunales, que han incrementado a más de 120 toneladas mensuales.

El apoyo logrado del Partido, el Gobierno, las organizaciones estudiantiles y de masas y la población ha sido decisivo para alcanzar como promedio la recuperación de 10 mil toneladas mensuales entre octubre 2020 y abril 2021.

Fuente:

Fuente
GRUPO EMPRESARIAL DE RECICLAJE